lunes, 3 de noviembre de 2008

Nosotros, la no-historia

Se quedan sucias hoy las estaciones
de los abonos de septiembre.


Nos ha tocado una felicidad
difícil,
untiempo sin agravios que ostentar,
una conciencia que vendimos por
la luz premeditada de los escaparates.

Es este un tiempo rápido
aunque no será el último
-la única catástrofe
es la superstición gratuita. Otros
sobrevivieron-

Observa
con qué solemnidad se inclina, sombra
robando sombra,
..............................trozos,
pedazos de papel donde escribir
un siglo más sin sangre
.........................................o
abusos de cansancio.

Se conocieron decreídos. Pienso
que cada historia necesita su mentira.

Dispuesto su charol rojizo -mírate-,
envenenado,
detrás de los jardines mordidos por el frío,
se sabe presa fácil de sí misma
porque vivir exige ccatrices.

Vendrá otro mes y les hará más daño.

Como elegidos: suyo el tiempo amable,
y traicionados.
..........................Fueron
como un pequeño estado
que se bañaba en oro de estraperlo,
corruptos y perversos, gobernados
por el capricho,
echándose a perder, dijeron otros,
de tantoprovocar a la felicidad,
de, al menos, intentarlo.

Se han malcriado cuanto han podido
y queda poco para echar de menos.

Mordiéndose la sien regresa, carne
adicta y desinteresada y solo carne
porque volver no exige la existencia.

Pequeños crímenes de barro
modelan
el cáliz de la Historia,
y les olvidarán si no se olvidan.
Es la ignorancia un genocidio que se asume
a base de perder memoria.

La guerra es algo que les pasa a otros
mientras que nos arropa cada noche
y llena de tesoros
pequeños vertederos de extrarradio.

No comprender la suerte es otra forma
de no mirar.
......................Le besa siempre
después de una sonrisa.

1 comentario:

Rosalie dijo...

Me gusta. En especial, no sé por qué, este verso:
"Vendrá otro mes y les hará más daño."

Un beso, nos vemos ;)